El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció el refuerzo de la vigilancia en mil 600 kilómetros de ductos de Pemex para evitar el robo de hidrocarburos.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció el refuerzo de la vigilancia en mil 600 kilómetros de ductos de Pemex para evitar el multimillonario robo de combustible, y apeló de nuevo a la tranquilidad ante la escasez de gasolina en algunos estados.

Vamos a reforzar la vigilancia en mil 600 kilómetros de ductos, en donde están los seis ductos principales del traslado y transporte de gasolinas, apuntó el mandatario en su rueda de prensa matutina.

Para evitar el robo de combustibles, el Ejecutivo implementó un cambio en el modelo de suministro de Pemex, que conllevó cerrar ductos y transportar el hidrocarburo por pipa (camión cisterna).

Esta modificación ha provocado problemas de abastecimiento en al menos diez estados y en la Ciudad de México, así como cierre de estaciones de servicios y compras de pánico.

López Obrador explicó hoy que el problema de escasez en la capital se produjo tras un sabotaje a un ducto que provee a la urbe. Este ducto fue reparado y se restableció el servicio buena parte del miércoles, prosiguió, pero padeció otro sabotaje. Si bien este ya se solventó, esto ha dificultado que se vuelva a la normalidad.

Tenemos gasolinas suficiente, para resistir sin problema, para que no se desesperen, remarcó el gobernante, quien agradeció a empresarios gasolineros, ciudadanía y prensa por entender la situación.

De acuerdo con el mandatario, hay desplegados cuatro mil elementos para la vigilancia de esta actividad ilegal. Asimismo, indicó que se instalarán bases a determinada distancia de los ductos para reforzar la vigilancia.

 

Los ductos pasan por ejidos, por pequeñas propiedades y estoy llamando a que todos apoyemos, ya sea informando, ya sea dando a conocer lo que está sucediendo o participando en la vigilancia, expuso.

 


López Obrador precisó que actualmente en el país se producen 200 mil barriles diarios de gasolina, por los 800 mil que se consumen.

El Heraldo