El balance financiero de la petrolera se coloca en terreno positivo en abril, al registrarse un superávit de 13 mil 769 millones pesos. De acuerdo con las cifras preliminares de mayo, se reporta también un balance financiero positivo de 4 mil 239 millones de pesos, con lo que Pemex ligará dos meses consecutivos de resultados positivos en la compañía.

Ciudad de México, 6 de junio (SinEmbargo).– Petróleos Mexicanos(Pemex) reportó una utilidad de 28 mil 892 millones de pesos en abril de este año, con lo que rompió la trayectoria negativa de los últimos dos trimestres en los que la empresa petrolera había registrado pérdidas en sus estado de resultados.

De acuerdo con el estado de resultados de la compañía, con las acciones emprendidas en los últimos meses para fortalecer las finanzas y en un marco de austeridad interno, al cierre del mes de abril el resultado acumulado mostró una pérdida de 6 mil 829 millones de pesos.

Además, también en abril, el balance financiero de la petrolera se coloca en terreno positivo al registrarse un superávit de 13 mil 769 millones pesos.

Las cifras preliminares de mayo, informó Pemex, registran también un balance financiero positivo de 4 mil 239 millones de pesos, con lo que se ligan dos meses consecutivos de resultados positivos en la compañía.

Para los meses siguientes, se estima en Petróleos Mexicanos, se tendría “una mejora sustantiva en el balance financiero anual del orden de los 28 mil millones de pesos respecto del autorizado en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2019”.

Pemex está en el foco de la atención nacional y de los inversionistas extranjeros luego de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara una serie de ajustes para reforzar sus alicaídas finanzas y retomar el camino de la exploración, explotación y producción de crudo.

Apenas el 26 de mayo pasado, el Jefe del Ejecutivo federal anunció un decreto

para que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) le quite toda la carga fiscal a la petrolera mexicana.

“Y en tres años –dijo AMLO–, Pemex empezará a financiar el desarrollo del país. Hasta 2021 nosotros apoyando a Pemex. Y en 2022, 2023 y 2024, Pemex apoyando a Pemex”.

Ese día, desde la Refinería “Ingeniero Antonio M. Amor”, López Obrador recordó que se prometieron 3 millones de barriles diarios con la Reforma Energética. “¿Y qué pasó? La producción de petróleo fue de un millón 600 mil barriles. Nada de 3 millones de barriles. Todos los contratos que entregaron a las empresas particulares nacionales y extranjeras no han dado resultado. No se ha producido ni un barril de petróleo, desde la llamada Reforma Energética, con esos contratos”.

El Presidente de México ha insistido en diversos foros que en su Gobierno se están enfocando en nuevos descubrimientos de campos petroleros.

“Una de las maniobras que aplicaban para menguar la actividad de Pemex era mal invertir: la mitad de la inversión de Pemex iba al norte y a aguas profundas, cuando el petróleo está en tierra y en aguas someras. ¿Por qué esta irracionalidad, de invertir donde no había petróleo o rentabilidad suficiente? Porque lo que les importaba era los contratos, no producir”, ha dicho López Obrador.

“Pensábamos que en el 2024 de este millón 600 mil íbamos a llegar a 2 millones 600 mil. Con eso tendremos crudo suficiente para procesar y hacer gasolinas. Abastecer las seis refinerías y la nueva [de Dos Bocas]”, previó el Primer Mandatario.

El plan de AMLO para apuntalar Petróleos Mexicanos es una inversión pública extraordinaria de recursos fiscales, así como la rehabilitación de seis refinerías y la construcción de una nueva: la de Dos Bocas, en el municipio de Paraíso, Tabasco. Foto: Presidencia.

PEMEX, MENOS CARGA FISCAL

Un documento publicado por la agencia Bloomberg, difundido a finales de mayo, planteó que el Gobierno mexicano buscaría una reducción fiscal de hasta 138 mil 700 millones de pesos para Petróleos Mexicanos en 2020 y 2021.

El oficio, enviado por la oficina del director ejecutivo de Pemex, Octavio Romero, destacó que la petrolera “enfrenta una elevada carga fiscal”, por lo que el Gobierno “ha decidido modificar su régimen fiscal para aligerarla”.

La modificación se realizaría de forma gradual para no generar “desequilibrios fiscales”, expuso Pemex.

El  documento estableció que el próximo 8 de septiembre el Gobierno propondrá cambios a la Ley de Ingresos de Hidrocarburo, lo que afectaría el arancel de Pemex sobre la participación en los beneficios. Dicho arancel representa más del 85 por ciento de los impuestos directos sobre la producción de petróleo de Pemex.

La reducción fiscal permitiría a la petrolera ahorrar 47 mil 100 millones de pesos en 2020, pues reduciría el impuesto actual de participación en los beneficios del 65 por ciento actual al 58 por ciento; mientras que en 2021 el ahorro sería de 91 mil 600 millones de pesos en 2021 y con una reducción al impuesto de 54 por ciento.