La empresa de transporte privado Cabify, que también ofrece Easy Taxi, apoyó el esquema de retención propuesto por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

La firma calificó esta acción como una medida que formalizará a la industria, la cual, incluso podrían brindar a los conductores la inclusión a la seguridad social, contestó la empresa a El Financiero en un correo electrónico.

“El país está en un contexto en el que todos debemos contribuir, así que creemos que es un tema positivo en el que le puede dar más formalidad a la industria y más apoyo a los conductores, por esa razón lo vemos como algo positivo”, declaró la empresa.

El SAT publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) una nueva miscelánea fiscal donde anunció que retendrá entre 3 por ciento y 9 por ciento del ISR a socios de plataformas de movilidad como DiDi, Uber, Cabify y Rappi, y en el caso del Impuesto al Valor Agregado (IVA) se retendría 8 por ciento sin importar el ingreso.

La empresa de origen español en México detalló que han mantenido comunicación con el SAT y con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), con quienes está colaborando para que la medida logré beneficiar a los conductores.

“El estar en regla en materia fiscal también debe permitir que los conductores aprovechen mejor las deducciones de gastos y que esta formalidad en términos fiscales se traduzca en más oportunidades para incorporarse a la seguridad social”, concluyó la firma.

La plataforma nació en 2011 en Madrid, España. Actualmente opera en más de 10 países, donde atiende a más de 50 mil clientes.